¿Cuáles son los tipos de despido en Panamá?

October 22, 2018 14:14 by Estascontratado

 

Contenido

 

¿Cuáles son los tipos de despidos?

¿Qué debo hacer si soy despedido?


Tipos de despidos panamaLos motivos por los que una empresa puede prescindir de tus servicios profesionales son bastante diversos, pero siempre debe de apegarse a las regulaciones y normativas creadas para proteger legalmente tanto al empleado como al empleador. El pago de prestaciones e indemnizaciones, así como el reconocimiento de otros derechos y garantías propias de la dinámica laboral, dependerá del motivo por el cual hayas sido despido.

Sin importar cual haya sido el motivo, un despido siempre puede llegar a ser causante de enojo, tristeza y frustración en un profesional, ya que se trata de una situación comúnmente asociada a emociones negativas, como la ansiedad e incertidumbre que el desempleo puede desembocar. Sin embargo, no hay que perder de vista el motivo por el que se da un despido, pues este debe de estar respaldado por las regulaciones establecidas en el Código de Trabajo de Panamá.

¿Cuáles son los tipos de despidos?


El Código de Trabajo de Panamá contempla que una relación de trabajo puede ser terminada por un despido fundado en una causa justificada o la renuncia del trabajador, entre otros motivos. A continuación, te presentamos los diferentes tipos de despido que esta regulación ampara:

1. Despido con justa causa

Este tipo de despido es reconocido por las regulaciones panameñas. La Ley 213 del Código de Trabajo estipula que un despido es justificado cuando ocurre debido a una de las siguientes causas:

• Engaño por parte del trabajador.
• Hurto o robo cometido por el empleado en el lugar de trabajo.
• Actos de violencia, amenazas, injurias o malos tratos del trabajador hacia el empleador o representantes de la empresa u oficina.
• Daño físico, verbal o emocional para con los compañeros de trabajo.
• Perjuicios materiales causados por el empleado, ya sea de forma intencional o por negligencia, imprudencia o falta grave, que resultante en daños materiales de infraestructura, equipo físico, obras, maquinarias, etc.
• Comprometer la seguridad de la empresa.
• Negativa del trabajador para atender medidas preventivas.
• Falta de acatamiento del trabajador.
• Disminución intencional en el rendimiento del trabajo.
• Pérdida de confianza en el empleador.
• Participación en huelgas declaradas ilegales.
• Abandono del trabajo.
• Faltas injustificadas.
• Impuntualidad.

Para que un despido de este tipo sea efectivo, es necesario que el empleador sea notificado del mismo por vía escrita. La notificación del despido debe establecer la fecha en la que el contrato será terminado y, además, indicar la causa o fundamento legal del mismo. Cuando un despido es notificado únicamente de forma verbal o no detalla la causa de este, puede considerarse como nulo.

¿Cómo se clasifican los despidos justificados?

A partir de las causas anteriormente detalladas, los despidos justificados pueden clasificarse en tres tipos:

• Disciplinarios. Es decir, que se atribuyen a las faltas de disciplina por parte del empleado. En este tipo de despidos entran causas como el ejercicio de violencia física o verbal dentro del lugar de trabajo, la falta de probidad y honradez, el daño intencional a los bienes de la empresa, comprometer la seguridad propia y de los colegas, entre otros.

Ante faltas disciplinarias por parte del empleador, dependiendo de la gravedad de las mismas, la empresa o institución tendrá la opción de hacer uno o más llamados de atención, o bien proceder al despido de forma inmediata.

• De naturaleza no imputable. Se refiere a los despidos cuya causa radica en la imposibilidad del trabajador para continuar cumpliendo sus obligaciones laborales, como una sentencia de prisión, la jubilación o invalidez, incapacidad física o mental, exceder un año de permiso por enfermedad o cualquier otro motivo que pueda ser catalogado como de fuerza mayor.

• Causas económicas. Estas ppueden estar asociadas a la quiebra del empleador o de la empresa, el cierre de la empresa o la reducción definitiva de la cantidad de empleados de la misma; y, suspensión de labores por la incorporación de equipo que permita una reducción en la planilla.

2. Excepciones al despido justificado

El Código de Trabajo de Panamá establece que el empleador no requiere una causa justa para efectuar un despido en los siguientes escenarios:

• Cuando el trabajador tiene menos de dos años laborando en la empresa o institución.
• Cuando la relación de trabajo se debe a labores domésticas.
• Para trabajadores permanentes de empresas agrícolas, pecuarias, agroindustriales o manufactureras.
• Trabajadores en naves internacionales.
• Aprendices.
• Trabajadores de empresas con cinco o menos empleados.

3. Despido injustificado

Cuando el motivo de un despido no se encuentra dentro de ninguna de las regulaciones establecidas en el Código de Trabajo, puede considerarse como injustificado. Si esto ocurre, el empleado tiene derecho a recibir una indemnización equivalente al tiempo laborado. Además, puede optar por iniciar un juicio que le permita recibir otros beneficios, también amparados por el Código de Trabajo, en caso que no se logre un acuerdo mutuo con el empleador.

Al ocurrir un despido injustificado, es importante tomar en cuenta la siguiente información:

Si el tiempo de servicio en la empresa es anterior al 2 de abril de 1972 (mayor a 20 años), la indemnización exigida consistirá en siete meses de trabajo.

Cuando el tiempo de trabajo es posterior al 4 de agosto de 1995, un despido injustificado permite al profesional exigir cuatro semanas de salario por cada año de trabajo durante los primeros 10 años. A partir del onceavo año, el trabajador tiene derecho a una semana de salario por cada año adicional.

¿Qué debo hacer si soy despedido?


Si has recibido la notificación de despido, es importante que te asegures que la causa del mismo es justificada. Ten presente que debes recibir una notificación escrita del despido mismo, donde se te explique por qué la empresa ha optado por prescindir de tus servicios. De no ser así, el despido puede considerarse nulo, lo que te da la posibilidad de continuar laborando o buscar un acuerdo que permita a la empresa finalizar tu contrato si acepta reconocerte diversos beneficios, como una indemnización.

Si la causa de tu despido es justificada, asegúrate que la indemnización que recibirás es acorde al tiempo que has trabajado y cumples con los requisitos expuestos por la Ley de Panamá. Si tienes dudas sobre cómo deberías ser indemnizado y cuántos salarios debe reconocerte la empresa, puedes consultar el Código de Trabajo o solicitar ayuda legal, que te permita llegar al mejor acuerdo posible.

Ya sea que se trate de un despido justificado o no, debes tener presente que, como trabajador, eres sujeto de derechos, por lo que será necesario que te asegures de que tu despido cumpla con los procesos que la Ley establece, así como de recibir una indemnización acorde al tiempo de trabajo y el salario devengado durante el mismo.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados