Cómo evaluar mi entrevista de trabajo

February 20, 2018 11:45 by Estascontratado

 

Contenido

 

¿Fue exitosa mi entrevista de trabajo?

¿Cómo saber si mi entrevista de trabajo fue negativa?


entrevista de trabajo evaluar PanamáDiversas son las emociones que podemos experimentar al llevar a cabo una entrevista de trabajo, pues sabemos que hay más participantes y todos deseamos pasar con éxito a la siguiente etapa del proceso, para, finalmente, ser seleccionados para el trabajo al que hemos aplicado. Sin embargo, cuando nos encontramos buscando empleo, a veces es necesario participar en más de un proceso de selección a la vez. Cuando esto ocurre, es necesario preguntarnos qué tan positivo pudo ser el resultado de la entrevista laboral, con el fin de indagar si pasaremos a la siguiente etapa del proceso o no.

En Panamá, por ejemplo, más del 60% de los trabajadores tiene entre 25 y 50 años de edad, por lo que la demanda de trabajo por parte de los profesionales disponibles es bastante alta. A lo anterior hay que sumarle que el crecimiento de la economía panameña y la inversión de grandes empresas en la nación ha vuelto mucho más competitivos los procesos de selección. Por ello, es común ver a profesionales asistiendo a diversos procesos de forma prácticamente simultánea, pues buscan tener la mayor cantidad de opciones que sean posibles, para obtener un nuevo y mejor empleo.

¿Fue exitosa mi entrevista de trabajo?


Así, luego de una entrevista de empleo, no está de más hacer un proceso de autoanálisis sobre nuestro desempeño en la misma, para tomar la decisión sobre si continuar aplicando a nuevas ofertas de trabajo o no. Para ello, en los siguientes párrafos te daremos algunas recomendaciones que te ayudarán a determinar qué tan exitosa fue la entrevista de trabajo.

1. El entrevistador mostró mucho interés en tu perfil, es una buena señal cuando el entrevistador se ve muy interesado en tu experiencia, formación académica y profesional, por lo que te realiza más preguntas al respecto y busca profundizar en aspectos específicos, para conocer más sobre ti.

2. La entrevista duró más de lo planeado, relacionado al punto anterior, cuando un entrevistador se interesa por tu perfil, ello puede ocasionar que la entrevista dure más de lo planeado, lo cual puede considerarse como positivo, pues significa que cumples con muchos de los requisitos que la empresa busca para la plaza disponible, por lo que puedes considerarte un aspirante con bastante potencial de ser seleccionado.

3. El entrevistador mostró simpatía hacia ti al momento de realizar la entrevista, también es una señal positiva cuando el entrevistador muestra, ya sea con sus expresiones o lenguaje corporal, que se siente cómodo realizando la entrevista y que tu personalidad y experiencia responde al perfil que la empresa está buscando. Así, debes evaluar cómo fue la actitud del entrevistador durante la entrevista, para determinar si fue positiva o negativa.

4. Te informan de inmediato sobre la próxima etapa del proceso, puedes dar por hecho que continuas en el proceso de selección cuando, al finalizar la entrevista, te informan que debes hacer otra fase, ya sea una prueba o una segunda entrevista y te indican el plazo en el que serás convocado a la misma.

5. Frases como “nos vemos pronto”, son utilizadas al final de la entrevista, cuando en lugar de un “lo vamos a llamar”, a secas, se despiden de ti de forma entusiasta y utilizan frases como “te veremos pronto”, puedes considerar la entrevista como exitosa y estar seguro de que sigues en el proceso de selección. A pesar que debes tener claro que ello no indica que ya estás contratado, sí puedes considerar que aún eres un perfil de interés para la empresa y, por lo tanto, un candidato potencial.

¿Cómo saber si mi entrevista de trabajo fue negativa?


En todos los casos anteriores puedes tener certeza de que la entrevista fue positiva y continuas en el proceso de selección. Sin embargo, la autoevaluación que realices de la experiencia podría indicar que la entrevista no fue tan bien como esperabas y, por lo tanto, es mejor continuar aplicando a otras ofertas de trabajo. Para calificar la entrevista como negativa, toma en cuenta lo siguiente:

• El entrevistador mostró poco interés en tu perfil, si durante la entrevista de trabajo el entrevistador se mostró antipático o poco interesado en lo que estabas diciendo, es probable que tu perfil no encaje con lo que la empresa está buscando, por lo que es válido considerar iniciar nuevos procesos aplicando a más ofertas de trabajo.

• No te indicaron ningún paso a seguir luego de la entrevista, tampoco es una señal positiva cuando, al terminar la entrevista, no te mencionaron ningún proceso a seguir luego de esta etapa, ni te dijeron cuánto tiempo debería pasar antes de recibir una llamada para continuar en el proceso.

• Al finalizar la entrevista simplemente te dieron las gracias, reflexiona sobre el tono, los gestos y demás aspectos relevantes de considerar respecto al momento de cierre de la entrevista, pues este puede ser un indicador del éxito de la misma. Así, si al terminar simplemente te dieron las gracias, sin mayor expresión de emoción o gesto que indicara que les había gustado tu perfil, puedes sobreentender que tienes pocas probabilidades de continuar en el proceso, por lo que es mejor si buscas nuevas opciones a las que puedas aplicar.

• No lograste contestar de forma adecuada las preguntas que hizo el entrevistador, si tras analizar tu desempeño en la entrevista te das cuenta de que no lograste responder de la mejor manera posible, ya sea por nervios o por otros factores que hayan interferido, quizá tengas motivos suficientes para calificar la entrevista como negativa. Si es el caso, lo mejor es que no te hagas ilusiones de continuar en el proceso ni de ser un posible candidato para el puesto al que aplicaste.

• Ya pasó más de una semana después de la entrevista y no te han vuelto a llamar, si ha pasado mucho tiempo desde que asististe a la entrevista y no has sido contactado nuevamente, es probable que ya no sigas en el proceso de selección.

Recuerda que no hay un promedio estándar de tiempo ideal en el que debas ser convocado nuevamente, pues factores como procesos internos, cambios de jefaturas, vacaciones, etc., pueden alargar más de lo esperado el proceso de selección.

 

Volver al índice

Tags:
Categories: Consejos laborales
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Related posts
Artículos destacados